SALVADO POR LA CAMPANA

 

Salvado por la campana

Por:  Miguel Gogny

19 Julio, 2020

Publicado en: Punto de Encuentro

La política peruana era muy sui generis, por lo tanto, pocos pueden vaticinar los giros que acostumbra tomar.

La política está en todos los actos, es motivo y consecuencia de los cambios sociales – económicos en todo el mundo. Desde las primeras democracias Helénica, pasando por el “Watergate” gringo y la caída del comunismo soviético.

“El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué fue que no ocurrió lo que el predijo” recordada frase de Winston Churchill.

En Perú, Martín Vizacarra solo sigue un libreto que “el poder conjugado” (así lo denomino) le coloca en frente y él, cual aprendiz de vocinglero, va de plaza en plaza balbuceando un discurso de grado mitománico que le imponen desde arriba.

Este “poder conjugado” fue parido por una pareja atea y repulsiva resultante del amarre de Soros y Odebrecht que tiene como “madrinas” a Vargas llosa, la progresía internacional comunista, el club de la construcción, medios de prensa y encuestadoras. Con los entenados de siempre prendidos de la “teta asustada” desde del gobierno toledista (con excepción al de Alan García) hasta el de hoy, los mal llamados “caviares” van dirigiendo la toma y desmontaje de las instituciones políticas, jurídicas, policiales y hasta religiosas. Avanzaron tanto que ya sentían en el 2019, después de la inmolación del expresidente García, que ya había llegado el momento de no contar con títeres prestados como Kuczynski y Vizcarra, si no imponer su prole natural – otros dirían bastardo – para lo cual Vizcarra propuso un adelanto de elecciones generales mediante una reforma constitucional que sería consultada por referéndum. Por ello, presentó un proyecto de reforma constitucional que establecería el adelanto de elecciones generales, que significaría el recorte del mandato congresal y presidencial al 28 de julio del 2020.

El “hijastro del Poder Conjugado” Salvador del Solar, muy acometido en buscar que se dé el adelanto electoral, este personaje fue en setiembre del año pasado al Congreso de la República llevando consigo el proyecto de Ley Nº 4637 a la Comisión de Constitución del Congreso, pero la presidenta de aquella comisión, Rosa Bartra, no se amilanó malográndole la fiesta al archivar el mamotreto. Del Solar mostro su frustración con esta matonesca frase: “Nuestro gobierno no se va a quedar con los brazos cruzados. Vamos a actuar con la autoridad y la fortaleza que nos da la Constitución y las leyes”, instaurando luego un gobierno irresponsablemente populista disolviendo el Congreso de manera ilegal.

Nuestra política ha devenido en una pelea de “guantes de oro” muy “amateur”, pero sin arbitro ni reglas, pega como puedas y defiéndete si puedes. Pugilato desigual con fiscales y jueces amañados, un cuadrilátero rodeado de periodistas amaestrados y amamantados, una contienda imposible de ganar, de esta manera el Congreso de la República fue noqueado y Salvador del Solar quedo libre de su holgada camiseta de Premier arrancándose ni más ni menos que al Centro David Rockefeller para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard para el período académico 2018-2019 como investigador invitado, léase “organismo clasista”.

Hoy su amigo P. Cateriano, quién lo iba a suceder en el premierato y por minutos de tardanza tuvo que asumir el hermanastro de Martín, un tal Zeballos, toma las riendas de la PCM el último año de este martirio llamado gobierno Vizcarra, con la faja suelta y la barba rasputinesca, para preparar el “Clinch fighting” con el cual creen llevarían a Salvador del Solar a la presidencia del Perú.

Muy preocupado veo la lona ensangrentada de nuestro aporreado Perú del Covid 19 con 50 mil muertos, desempleo gigantesco y la quiebra económica a la que el “Poder Conjugado” nos arroja, pero tal vez el sufrido pueblo sea “Salvado por la campana” ¿o no estimados generales?

MIGUEL GOGNY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *