Archivo de la categoría: articulos

SALVADO POR LA CAMPANA

 

Salvado por la campana

Por:  Miguel Gogny

19 Julio, 2020

Publicado en: Punto de Encuentro

La política peruana era muy sui generis, por lo tanto, pocos pueden vaticinar los giros que acostumbra tomar.

La política está en todos los actos, es motivo y consecuencia de los cambios sociales – económicos en todo el mundo. Desde las primeras democracias Helénica, pasando por el “Watergate” gringo y la caída del comunismo soviético.

“El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene; y de explicar después por qué fue que no ocurrió lo que el predijo” recordada frase de Winston Churchill.

En Perú, Martín Vizacarra solo sigue un libreto que “el poder conjugado” (así lo denomino) le coloca en frente y él, cual aprendiz de vocinglero, va de plaza en plaza balbuceando un discurso de grado mitománico que le imponen desde arriba.

Este “poder conjugado” fue parido por una pareja atea y repulsiva resultante del amarre de Soros y Odebrecht que tiene como “madrinas” a Vargas llosa, la progresía internacional comunista, el club de la construcción, medios de prensa y encuestadoras. Con los entenados de siempre prendidos de la “teta asustada” desde del gobierno toledista (con excepción al de Alan García) hasta el de hoy, los mal llamados “caviares” van dirigiendo la toma y desmontaje de las instituciones políticas, jurídicas, policiales y hasta religiosas. Avanzaron tanto que ya sentían en el 2019, después de la inmolación del expresidente García, que ya había llegado el momento de no contar con títeres prestados como Kuczynski y Vizcarra, si no imponer su prole natural – otros dirían bastardo – para lo cual Vizcarra propuso un adelanto de elecciones generales mediante una reforma constitucional que sería consultada por referéndum. Por ello, presentó un proyecto de reforma constitucional que establecería el adelanto de elecciones generales, que significaría el recorte del mandato congresal y presidencial al 28 de julio del 2020.

El “hijastro del Poder Conjugado” Salvador del Solar, muy acometido en buscar que se dé el adelanto electoral, este personaje fue en setiembre del año pasado al Congreso de la República llevando consigo el proyecto de Ley Nº 4637 a la Comisión de Constitución del Congreso, pero la presidenta de aquella comisión, Rosa Bartra, no se amilanó malográndole la fiesta al archivar el mamotreto. Del Solar mostro su frustración con esta matonesca frase: “Nuestro gobierno no se va a quedar con los brazos cruzados. Vamos a actuar con la autoridad y la fortaleza que nos da la Constitución y las leyes”, instaurando luego un gobierno irresponsablemente populista disolviendo el Congreso de manera ilegal.

Nuestra política ha devenido en una pelea de “guantes de oro” muy “amateur”, pero sin arbitro ni reglas, pega como puedas y defiéndete si puedes. Pugilato desigual con fiscales y jueces amañados, un cuadrilátero rodeado de periodistas amaestrados y amamantados, una contienda imposible de ganar, de esta manera el Congreso de la República fue noqueado y Salvador del Solar quedo libre de su holgada camiseta de Premier arrancándose ni más ni menos que al Centro David Rockefeller para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard para el período académico 2018-2019 como investigador invitado, léase “organismo clasista”.

Hoy su amigo P. Cateriano, quién lo iba a suceder en el premierato y por minutos de tardanza tuvo que asumir el hermanastro de Martín, un tal Zeballos, toma las riendas de la PCM el último año de este martirio llamado gobierno Vizcarra, con la faja suelta y la barba rasputinesca, para preparar el “Clinch fighting” con el cual creen llevarían a Salvador del Solar a la presidencia del Perú.

Muy preocupado veo la lona ensangrentada de nuestro aporreado Perú del Covid 19 con 50 mil muertos, desempleo gigantesco y la quiebra económica a la que el “Poder Conjugado” nos arroja, pero tal vez el sufrido pueblo sea “Salvado por la campana” ¿o no estimados generales?

MIGUEL GOGNY

MAURICIO MULDER: “ESTOY CONVENCIDO DE QUE VIZCARRA VA A SER CANDIDATO”

“ESTOY CONVENCIDO DE QUE VIZCARRA VA A SER CANDIDATO”

 PUNTO DE ENCUENTRO entrevista a Mauricio MULDER, ex parlamentario y Presidente de la Dirección Política del APRA 

Por Sebastián Garaycochea

Punto de Encuentro: La coyuntura actual del COVID 19 ha demostrado la fragilidad de los diferentes países en términos institucionales, a pesar de las diferentes políticas empleadas para detener el avance de la enfermedad. Sin embargo, con excepción de algunos países puntuales, la mayoría de países en el mundo no han tenido buenos resultados conteniendo el contagio de esta enfermedad. En el caso peruano las cifras son críticas. ¿Se pudo haber hecho algo además de la medida de cuarentena obligatoria en la que parece recaer toda la estrategia del gobierno?

Mauricio Mulder: Si se hubiera hecho por lo menos uno de los ochenta hospitales que prometió el señor Vizcarra, estaríamos un poquito mejor.  Si se hubieran hecho los 80, estaríamos en una situación mucho más firme. Toda la infraestructura sanitaria del país, como dijo Fiorella Molinelli, está paralizada desde el año 2006. Ni Vizcarra, ni Humala ni PPK construyeron un hospital mas. 

En segunda instancia, ya cuando llegó la cuarentena, lo importante era prepararse para distanciar a la población. El gobierno hizo bien en un primer momento en establecer la cuarentena. Cuando recien empezo, hubo países como México y Estados Unidos que no hicieron cuarentena y les ha ido mal. Con la información que teníamos entonces, esta era la mejor propuesta.

Sin embargo, el fracaso de la cuarentena radica en que vayamos enrumbados a los 100 días sin que se vaya flexibilizando ordenadamente la medida. Esto debió hacerse liberando estratégicamente zonas geográficas y sectores productivos conforme la información del avance de la pandemia lo permita. Esto hubiera permitido mantener un movimiento económico, producto del conocimiento del país.

Pero, como no conocen el país, entonces sacan a los militares y todo el mundo a su casa. Esto refleja el desconocimiento que hay del país. No saben que hay un 75% de la población en condición informal que no puede acatar una cuarentena porque no tienen ingresos que caigan del cielo.

Punto de Encuentro: La estrategia sanitaria se ha llevado a través del comando COVID, del MINSA, de los gobiernos regionales y locales y desde el grupo de prospectiva convocado por el MINSA. ¿Falta liderazgo del Ejecutivo para la toma de decisiones, canalizando de manera eficiente los recursos?

Mauricio Mulder: No solo falta de liderazgo, sino desorden y caos. Este tema se le encargó a la Ministra de Salud Elizabeth Hinostroza. Sin embargo, ante su incapacidad política, se decidió reemplazarla. Esto se hizo manteniendo el pacto político con el Frente Amplio. La decisión de poner a Zamora es estrictamente política. En el Frente Amplio han tenido siempre un ministro desde que Vizcarra es presidente.  Zamora es un político antes que un médico. Su nombramiento responde a motivaciones políticas y no profesionales o técnicas.

Como un Ministro de esta calidad no pudo contener la crisis, entonces convocaron a la señora Mazzetti para el comando COVID, quitándole al ministerio la responsabilidad política. Están distribuyendo la responsabilidad. En esta línea también se creó el Grupo Prospectiva, donde Zamora metió a todos sus amigos de la izquierda. Están ensayando formas de enfrentar el virus sin atender a criterios técnicos y científicos. Por eso, hasta el día de hoy estamos en lo mismo.

Punto de Encuentro: ¿Ha fracasado la reforma judicial?

Mauricio Mulder: La palabra reforma la ha prostituido el señor Vizcarra desde que entró. A todo le llaman reforma. Pinta la casa de un color. Una reforma modifica las estructuras. Hace que se alcancen nuevos horizontes que no se pudo con lo  antiguo. La Junta Nacional de Justicia es lo mismo que el Consejo Nacional de la Magistratura. De reforma no tiene nada. Era una pantalla de humo para el golpe de estado que vino después. Se estaba generando un ambiente de confrontación con el Congreso para lograr el golpe. Cuando surge el tema, parte del caso de los jueces corruptos del Callao. Pero el mensaje de Vizcarra fue no reflexionan los congresistas. ¿Que tendrán que ver los congresistas?

Punto de Encuentro: Hablando del tema de la reforma constitucional, en el extremo de la reforma electoral han habido una serie de complicaciones para implementar el calendario electoral que la nueva ley presupone. ¿Está preparado el Perú para enfrentar el proceso electoral de 2021, considerando el proceso de elecciones primarias que ahora está regulado?

El Perú probablemente no está preparado para estas elecciones. En cuanto a la “reforma” hecha por Fernando Tuesta, que no entiende absolutamente nada de partidos políticos, está hecha sin escuchar a los partidos. Para hacer este tipo de reforma, no basta leer la ciencia política europea. Hay que conocer la realidad política peruana. Conocer las dinámicas de los partidos y de la política. Y el señor Tuesta, con todo su séquito de intelectuales caviares con los que ha desarrollado esta propuesta, no han militado nunca en su vida en un partido político. Son médicos que no tienen experiencia y se les está dando el cuerpo del Estado para hacer una operación muy delicada. La comisión Tuesta consultó con todos los partidos. Y todos los partidos le dijimos que el sistema de elecciones primarias abiertas simultáneas obligatorias no iba a funcionar. Sin embargo se insistió con esto. Ahora, por el contexto del COVID se han vuelto irrealizables y se deben posponer.

Postergar las primarias, conforme se ha aprobado en el predictamen de la comisión de Constitución,  no significa postergar las elecciones de 2021. La Constitución habla de que el mandato presidencial vence cada 5 años. El presidente no puede modificar eso. La única manera de hacer eso sería mediante un golpe de Estado, de un quebrantamiento del orden Constitucional. No hay otra. En el caso de las primarias, eso está regulado en una ley. Por lo que puede ser modificado por otra ley, como se está debatiendo en el Congreso.

PUNTO DE ENCUENTRO: ¿Cuál es el panorama que se avizora para el Perú en la próxima contienda electoral? 

MAURICIO MULDER: Para mi el panorama es sumamente negro, puesto que no existen partidos políticos en el Perú. Los partidos políticos han sido por años atacados por los medios de comunicación. Los responsables de ellos son el Grupo El Comercio, La República y los sectores comunistas y caviares quienes desde hace más de una década han declarado una lucha contra los partidos políticos.

Producto de ello es el Congreso actual que tenemos. Han burocratizado la vida de los partidos políticos. Desde la ley de partidos políticos del 2004, que es una mala ley, se ha atacado a los partidos organizados. Al punto de que ahora hay tres organismos encargados de investigar exhaustivamente a los partidos políticos, sin tener en cuenta que nadie percibe un sueldo por ejercer la labor partidaria. Por eso es que ahora tenemos más aventureros que partidos políticos. La prensa ha impulsado a personas y no partidos y no ideas. ¿Cómo es posible que pongan de presidenciable al alcalde de la Victoria, siendo tan limitado? Es culpa de toda la intelectualidad que por años nos ha pregonado ideas erróneas acerca de la política. No veo posibilidades para un partido serio en estas elecciones. Esto es una ruleta.

Y los espacios que han dejado los partidos han sido llenados por personajes que tienen universidades fachada. Que luego colocan a asesinos que hablan sandeces y media y los ponen con el número 1. En otros, el nepotismo es imperante. En el caso del partido morado no hay norte y el líder se escapa corriendo de la casa incendiándose de la amante.

PUNTO DE ENCUENTRO: Esa problemática es grave ya que al llegar personas poco capacitadas al congreso suceden cosas como lo ocurrido con la propuesta de UPP para restablecer la Constitución del 79 y convocar una Asamblea Constituyente. ¿Qué opinión le merece?

MAURICIO MULDER: No existe forma jurídica válida que determine que una autoridad en el Perú pueda convocar a una Asamblea Constituyente, ni siquiera el presidente. La Asamblea Constituyente es una figura que se emplea en momentos de crisis democrática para retornar a los rumbos democráticos.

En cuanto a la propuesta, La Constitución solo puede ser derogada por referéndum. En este momento eso no es posible, por ende, no hay manera de que la Constitución la deroguen. Salvo, claro con un golpe de Estado. Además, ¿Para que se pide restituir la Constitución del 79 y también convocar a Asamblea Constituyente? Eso no tiene sentido. ¿Va a regir la del 79 por 5 meses que dure la Constituyente? Ahí te das cuenta de la capacidad de estas personas.

PUNTO DE ENCUENTRO: Si bien es cierto no estamos preparados para una reforma Constitucional total, han habido otras propuestas de modificaciones específicas. Por ejemplo, la referida al artículo 61 de la Constitución acerca del control de precios en caso de emergencia. ¿Considera que se debe cambiar el espíritu del capítulo económico actual?

MAURICIO MULDER: No debería cambiar el espíritu del capítulo económico. Sin embargo, la Constitución en partes minimiza la posibilidad de acción del Estado. Además, creemos en un principio de planificación económica que se derogó en la Constitución del 93.  Creemos en la planificación económica, que amplía el rol subsidiario del Estado en la economía y que debe ser el marco para el desarrollo del capitalismo del Perú. Esto no les gusta escuchar a los neoliberales.

Los conceptos que permiten que la iniciativa privada sea libre, que haya estabilidad jurídica y tributaria, que los contratos sean santificados son los que han permitido que el Perú crezca. No se puede negar que el gobierno aprista, el mejor de la historia del Perú, que hizo crecer 8 u 10% al país, manejó la economía empleando esos instrumentos jurídicos. De manera tal que permitió que el Perú integre la Alianza del Pacífico, se integre a tratados de libre comercio y, en definitiva, que haya menos pobreza, como demuestran los indicadores.

Fijar precios no es la medida que deberíamos tomar.  Esto demuestra la ignorancia supina de Urresti, quien es uno de los que promueve esto. El decía que el primer gobierno aprista era un desastre, que se hacían colas tremendas y etc. Esto pasaba por la fijación de precios, que venía desde la época de los militares. Los que contradictoriamente critican el gobierno aprista del 85 que fijó precios, ahora defienden la misma medida. Una incoherencia increíble.

PUNTO DE ENCUENTRO: la cuestión de confianza al gabinete de Zeballos a pesar de todos los escándalos sucedidos últimamente. ¿Era responsable mantener este consejo de ministros o hubiera correspondido no dar la confianza y que se cambie?

MAURICIO MULDER: Hubiera sido recomendable no dar la confianza. Este gabinete es un desastre. Pero, ¿quién iba a reemplazar a estas personas? Gente igual o peor a sus antecesores. No se trata de que se vaya el gabinete. Se trata de que se vaya el gobierno. Pero eso no va a pasar, porque están enquistados en todo el aparato del Estado.

La influencia es transversal, Ejecutivo, Poder Judicial, y el Congreso. Este Congreso no iba a censurar nunca al premier. Todo lo que se dijo en el pleno, eso es mentira. Solo están aparentando democracia. Este congreso no tiene visión de Estado, únicamente están ganando terreno para las próximas elecciones. Como no se pueden reelegir, según la interpretación dada por el JNE, están aprovechando la plataforma que tienen ahora en el Congreso para hacer demagogia.

PUNTO DE ENCUENTRO: En todo caso, ¿sería un gesto de buena fe política que Vizcarra haga algunos cambios en el gabinete ministerial? ¿O Vizcarra ya debe mantenerse firme con el equipo que ha elegido?

MAURICIO MULDER: Si no lo ha hecho hasta ahora, no lo hará. Ya se creyó el cuento de sus asesores que le aseguran que no debe rendir cuentas a nadie. El Ejecutivo está tratando de demostrar que lo que más le importa, no es reducir la cantidad de muertos. Lo que le importa realmente es no bajar en las encuestas de aprobación. Y esto evidentemente porque tiene intereses en postular más adelante. Como sabe de la interpretación en cuanto a gobiernos regionales del JNE, que permitió la participación de un vicegobernador regional que había asumido la gobernatura ante la vacancia del gobernador, entonces por analogía se le permitiria la reelección a Vizcarra, y se está tratando de asegurar. Estoy convencido de que va a ser candidato.

Punto de encuentro: ¿Le queda resto físico y político a Vizcarra para tentar una reelección? ¿No sería suicida? 

Tiene la estructura del Estado, el apoyo de los medios y lo apoya la caviarada. Esto le alcanza solo para quedarse en el poder. No le importa sacar al país adelante. Eso y evitar las acusaciones de corrupción. Cuando haya el cambio de poder, y se redistribuya la correlación de fuerzas, deberá responder por los 41 procesos que tiene pendientes con la justicia.

Sin embargo, está claro que no va a poder sacar adelante el país. No le importa eso. Solo le interesa el poder. Y evadir los cuestionamientos de corrupción. Quien asuma el reto de ser presidente no puede ser cualquier persona. Imagínate que Urresti sea presidente. Sería pasar de la sartén a la olla. Aunque es considerado presidenciable, esta es una desgracia. Peor que el coronavirus.

Una manera de mejorar el nivel de la clase política peruana sería establecer el voto voluntario. Esto elevaría el nivel de criterio en la elección. Irían a votar solo los interesados, los que sí se informan. El voto obligatorio surgió como una medida para restringir la participación aprista. Como los apristas eran los únicos que votaban, se planteó el voto obligatorio, diluyendo así el voto aprista.

Punto de Encuentro: ¿Podría contarnos la historia de la vez que conoció a Víctor Raúl Haya de la Torre en persona por primera vez?

Claro que si. Yo conocí a Haya de la Torre en el 74. Yo era cachimbo en la catolica y ya era aprista. Era aprista desde el colegio, pero no había ido al partido. Y fui una noche al local del partido porque había leído el libro de Augusto Thorndike, el año de la barbarie. Entonces, yo le comente este libro a un compañero de la universidad, Raúl Lozano me acuerdo. El me dijo ¿por qué no vas al partido? Ahi tambien venden libros, deberias ir.

El año de la barbarie es la historia de la revolución de 1932, escrita por un Velasquista encima. Está tan bien narrada y contada, que me dio por seguir buscando sobre la revolución. Entonces, siguiendo el consejo, fui al partido. Y ahi, efectivamente vendían libros. Y yo me compre un libro ahí al final de la rotonda. Había una compañera que se llamaba Margarita, que me vendió el libro Mi testimonio de la revolución del 32, de Juvenal Ñique. Y cuando se lo compre, la compañera Margarita me pregunto ¿por que no se lo haces firmar al jefe? Y yo le dije, pero y el jefe ¿dónde está?. Y ella me dijo, señalando al frente, al cuarto donde está la jefatura: Ahi esta. Y ahi estaba. A mi me pareció tan sencillo que Haya de la Torre, del que acababa de leer todas estas proezas estuviera ahí, tan cerca. Entonces me paré en la puerta, medio chupado con el libro el mano. Y Haya me vio y me dijo, adelante, adelante. Entonces yo entré y le pregunté si me podía firmar el libro, a lo que Haya accedió complacido. Mientras lo firmaba me pregunto: tu, ¿de qué universidad eres?. Yo le respondí que era de la Catolica. ¿De la catolica? Esa es ahora como era San Marcos en mi época. Y me firmo el libro, y hasta ahora lo guardo. Me quede ahí hablando con él desde las 7 de la noche hasta las 1 de la mañana más o menos.

UNA NUEVA PERSPECTIVA JUVENIL POSPANDEMIA

UNA NUEVA PERSPECTIVA JUVENIL POSPANDEMIA

Por:  Aleixis Payba

Miembro de la Celula Parlamentaria Juvenil

“Los jóvenes tenemos que cuestionar nuestro carácter individualista y materialista, partiendo desde ello, podremos generar propuestas para disminuir la destrucción que estamos ocasionándole a la naturaleza”

El mundo se ha detenido intempestivamente, un virus de origen asiático ha hecho que replanteemos muchas de nuestras cuestiones personales, políticas, económicas y sociales. El confinamiento, nos ha mostrado los resultados de nuestra agitada y consumista vida, así como panoramas desgatados, pobreza y destrucción. El mayor ejemplo, lo tenemos en nuestra apropiación de espacios naturales en la que nuestro supuesto carácter humano ha sido desnudado como una falsa imagen que está sometida a la satisfacción de nuestras necesidades. Ante este panorama vale preguntarse: ¿Qué rol estamos jugando los jóvenes en este aislamiento social? ¿qué perspectivas nuevas de vida estamos proponiendo para la etapa pos-pandemia?

En términos de salud, todos coinciden en afirmar, que la sociedad en su conjunto se encuentra en guerra. Que la llamada normalidad, es un término no definido por estos días y, por ende, debemos replantear nuestra humanidad y objetivos de vida. Si algo está demostrando esta pandemia, es su conversión en un estímulo para el Estado, realismo doloroso de agentes y sectores sociales abandonados o poco atendidos; uno de ellos la salud. Nuestro país, es una imagen real de una nueva “prosperidad falaz”, utilizando la terminología del maestro Jorge Basadre, el Perú –en gran parte por culpa de sus gobernantes- ha dejado pasar otra oportunidad de desarrollo y progreso sostenible. Se repetía siempre el discurso “somos un país en desarrollo”, pero el Covid-19 ha desmentido esta frase, mostrando al mundo que el “mendigo sentado en un banco de oro”, no entiende que para que un país se desarrolle, los sectores como salud y educación deben estar bien atendidos. El estado no es capaz, de por lo menos brindarle las suficientes herramientas a los médicos para que puedan combatir esta pandemia. La revolución científica y técnica que ha vivido y sigue viviendo el mundo, sigue siendo para nuestro país un objetivo inalcanzable.

El siglo XXI, denominado por muchos sociólogos, economistas e intelectuales, como el siglo de la juventud, la era de la información, del conocimiento, era una oportunidad para que las futuras generaciones generen propuestas de cambio y se introduzcan en el mundo de la investigación. Sin embargo, esto no se ha producido a cabalidad, el mal manejo de las tecnologías ha desviado y reducido el conocimiento de los jóvenes. El lingüista Noam Chomsky nos refiere diez estrategias de manipulación que utilizan hoy los grupos de poder y gobiernos para mantener al público ocupado en discusiones sin sentidos, psicosociales que tienen la única finalidad de apartar al público de la crítica en los problemas esenciales que afronta la sociedad, problemas que esta pandemia ha desnudado. Claro ejemplo, la absurda discusión si un programa reality debe o no regresar a la televisión.

La juventud peruana, tan carente de maestros de quien aprender –panorama que vivió la generación del centenario conformado por Cesar Vallejo, José Carlos Mariategui, Víctor Raúl Haya de la Torre, Jorge Basadre, Raúl Porras Barrenechea, Magda Portal, etc-, afronta hoy una realidad crítica. Los problemas de nuestro país se desbordan como agua en cascada, somos testigos como miles de peruanos empiezan a violar la cuarentena, no por ignorantes o irresponsables, sino por instinto de sobrevivencia. Sin embargo, los jóvenes pareciéramos, haber perdido el sentido altruista por el prójimo, por el que menos tiene. Ese es el pánico del que habla el filósofo sur coreano Byung-Chul Han, al describir a la absorción de los jóvenes por la “cultura del me gusta”, digitalización que elimina la realidad y nos vuelve sólo propagadores de pantallazos, haciendo cada día reducido nuestra capacidad de análisis y de propuesta, sin conmoción por lo que le pasa a los más necesitados; no hay realidad.

La misma pandemia y cuarentena nos abren ventanas de solución, el estar confinados en nuestros hogares para no propagar este virus, ha hecho que nuestro planeta Tierra respire. El 35% de gases invernaderos han disminuido, la especie animal ha recobrado –aunque sea por unos meses- su libertad robada por nosotros los humanos, a la vez, han llegado nuevas discusiones. El historiador Israelí Yuval Noah Harari nos advierte[1], que la vida postpandemia nos traerá un nuevo modelo de “control social”, la digitalización será instrumento de los gobiernos para tener contralada a su población acusada ya desde ahora de mal educada. Recordemos que las políticas del terror, son utilizadas para asustar y disciplinar a la sociedad, es probable que nuevas formas de esclavismos se generen, es ahí donde la voz de la nueva generación debe ser alzarse. Una voz de protesta y de conocimiento, es esto último lo que moverá al mundo. Dejar la inacción, por la constante interrogante de los problemas que afectan nuestro entorno, la realidad de hoy, globalizada, está en constante cambio y transformación, sería apoyar “el desastre” quedarnos inactivos intelectualmente.

Los jóvenes tenemos que cuestionar nuestro carácter individualista y materialista, partiendo desde ello, podremos generar propuestas para disminuir la destrucción que estamos ocasionándole a la naturaleza. Promover un nuevo pacto social, donde se introduzcan políticas de transición ecológica, laborales y de defensa de los derechos humanos. No podemos permitir que se siga manteniendo en abandono a profesionales que hoy en día son nuestro escudo ante la pandemia. Se deben revitalizar las instituciones públicas, fortalecerlas para que estas no le huyan y abandonen a los pobres de nuestro país. Pronto cumpliremos doscientos años de independencia, tomemos esta pandemia como el inicio de una nueva perspectiva de vida y como República. No más una prosperidad falaz, basta de seguir siendo simple espectadores del cambio global, no al ultramaterialismo que destruye nuestros ecosistemas. Es cierto, el Perú es un problema, como bien diría el maestro Jorge Basadre, pero hay que también verlo como una posibilidad.

[1] En su columna “El mundo después del Coronavirus”

 

LAS POLÍTICAS SOCIALES EN AMÉRICA LATINA Y EL PERÚ FRENTE AL COVID-19

El día jueves 14 de mayo la agrupación de profesionales Apristas de Lambayeque realizaron una conferencia virtual a través de la plataforma zoom teniendo como invitada a la c. Nidia Vilchez Yucra, con el tema “Las políticas sociales en América Latina y el Perú frente al Covid-19”.

Por ser de gran importancia incluimos aquí las láminas de la presentación extraordinaria de la compañera que gentilmente nos ha hecho llegar.   Y el compromiso de ella de repetir dicha presentación cuando se le requiera.  Saludamos ese gesto tan aprista de la compañera Nidia Vilchez.

          

DE LA CUARENTENA A LA SESENTENA

DE LA CUARENTENA A LA SESENTENA

Por: Mauricio Mulder,     Presidente de la Comisión Política del Partido Aprista Peruano
Publicado en la página web de la Internacional Socialista – Opiniones

El Perú, país de 32 millones de habitantes, de los cuales 10 millones viven bajo los mínimos de la pobreza, ha contado hasta el día de hoy, 13 de mayo, más de 2 mil muertos en el universo de más de 70 mil portadores del coronavirus. Las cifras son engañosas y muy gruesas. Tirios y troyanos ponderan la rápida determinación de establecer una cuarentena total en el país, iniciada el 15 de marzo y que aún se mantiene hasta el 24 de mayo, si es que no hay una quinta prórroga de la misma. Pero los mismos que recalcaron el inicio temprano de la cuarentena, son ahora muy escépticos con los resultados alcanzados. Primero, porque las pruebas que se hacen solo a personas que se sienten portadores de los síntomas conocidos (tos, dificultades respiratorias, fiebre, etc.) o que son parte de la población vulnerable (adultos mayores, diabéticos, hipertensos u obesos). No se hacen exámenes generalizados a sectores organizados, llámese personal de salud, policías, militares, bomberos. Cuando los congresistas decidieron por su cuenta hacerse el examen, diez de ellos dieron positivos, de un universo de 100 testeados. Sólo dos tenían síntomas. Segundo, porque el que se haya prorrogado cuatro veces el confinamiento, es porque simplemente no ha producido el resultado que se esperaba. Todos suponen que quedarse en casa no solo preserva de estar en situaciones de contagio, sino que con esa medida, la curva de crecimiento de contagio se reduce. Es lo que se llama “llegar a la meseta”, en lugar de una pendiente hacia arriba. Pues bien, no se ha llegado a esa meseta aun, y el crecimiento sigue imparable. Somos el segundo país de América Latina en número de contagios (70 mil) solo por debajo de Brasil, (170 mil) que tiene más de 210 millones de habitantes y estamos por encima de México (38 mil contagiados) pero con 130 millones de habitantes. El factor determinante para ese panorama ha sido, según la mayoría de analistas, el alto nivel de informalidad de la economía peruana. Mas del 70 por ciento de la PEA es informal. No paga impuestos directos, no está en planilla, no declara ingresos, no ahorra, es cuentapropista. Vive al día. Si no sale a la calle no come. Esto se evidenció de manera más clara en el sector de la pequeña y microempresa, por lo general dedicada a proveedora de servicios, sea alimentación, textil, transporte o venta callejera al menudeo. El gobierno creyó que la mano dura era suficiente para impedir las vulneraciones al toque de queda y optó por llevar a la cárcel a los sorprendidos en la calle y ordenó que el Ministerio Público les abra proceso penal y los amenace con un año de prisión efectiva. En sus conferencias de prensa, el jefe de estado Martín Vizcarra dedicaba más tiempo en admonizar a la gente supuestamente “irresponsable” y en amenazarlos con mano dura, que en informar sobre el avance de la pandemia. Llegaron al extremo de establecer días de salida separados para hombres y mujeres, con una “visión no patriarcal” disparando la cifra de los que salían de su casa y aumentando de hecho el contagio. Han ordenado además monitorear el GPS de toda la población, dizque para impedir las aglomeraciones. Pero la sospecha de convertir esa data en arma de seguimiento a políticos de oposición se ha desnudado por completo. Al día de hoy, no se conoce aún algún factor que permita recuperar el optimismo en el decurso de la epidemia. Vizcarra, que desde el inicio de la crisis protagonizaba una conferencia de prensa todos los días a las 12, empezó a espaciar las mismas. Esas conferencias se hacen sin prensa. Los secretarios de la presidencia “escogen” preguntas remitidas con anterioridad y no hay repreguntas. Lo peor es que ha tenido que hacer golpes de timón varias veces y eso dice mucho de su impericia política. A dos días de implantada la cuarentena, sacó a su ministra de salud, Elizabeth Hinostroza, que en los tres días anteriores se escabullía, literalmente, de la prensa y la reemplazó por un médico sin trayectoria clínica pero con currículum como dirigente político y tuitero provocador. Al darse cuenta que los exabruptos del nuevo ministro le generaban problemas y no queriendo caer en el papelón de hacer otro cambio, optó por dejarlo sin atribuciones, creando un ”Comando Covid 19” a cargo de otra funcionaria, Pilar Mazetti, ex ministra de Salud del gobierno de Alejandro Toledo. Las estrategias y responsabilidades de enfrentar la pandemia, son ahora responsabilidad de ese “Comando” y no del Ministerio de Salud, como manda la ley. No es el único ministro en terminar quemado como fusible. El ministro del Interior, Carlos Morán, encargado de la Policía Nacional, fue fulminado de su cargo de la noche a la mañana, presumiblemente por avalar compras corruptas de material de protección para la policía. No se tiene certeza de los hechos ya que casi no existe prensa de oposición en el Perú. La verdad es que la gran prensa peruana, en un 80 por ciento está concentrada en solo dos familias que dependen totalmente del avisaje que les paga el Estado y los ha vuelto rabiosamente oficialistas. Todos los periódicos abren sus portadas con el mismo titular y la televisión se encarga de leerlos en sus noticieros. No hay tiempo para investigar las razones de la caída del ministro del Interior, solo rumores y trascendidos, a pesar de que la medida fue acompañada por la defenestración de alto mando de la Policía. Mientras tanto, Vizcarra y un pequeño grupo de áulicos, buscaron aprovechar las circunstancias para hacer algo de pirotecnia política. Las redes sociales se vieron inundadas por supuestas opiniones reales que hablaban de Vizcarra con el típico lenguaje totalitario de culto a la personalidad que se ha visto tantas veces en la historia. Se le comparaba con Churchill, Mandela y no faltó quien dijera que era un ”dios”. Se quiso aprovechar su cumpleaños, el 22 de marzo, para que en los balcones y ventanas de la ciudad, se le cantara un masivo “happy birthday” y no faltó un alcalde que le enviara pasteles y hiciera reventar luces pirotécnicas. Se encargaron “encuestas” que le dan casi 90% de respaldo político, lo que lo llevó a manifestar que se encontraba muy satisfecho pero que no pensaba ser candidato sino que su único pensamiento es superar la crisis. Típica respuesta política de los que después dicen que cambiaron de opinión

LA PANDEMIA EN TIEMPOS DE INFORMALIDAD

La pandemia en tiempos de informalidad

Es necesario darle una perspectiva heterogénea a la lucha contra el virus

POR : Alan Salinas

Por estos tiempos de pandemia, se ha hecho evidente la informalidad (entendida como cultura) en la sociedad peruana para afrontar la emergencia sanitaria que el Estado ha propuesto. Desde el inicio del confinamiento, todas las regiones del Perú acataron el confinamiento, pero no en la misma medida. Al no tener el país una economía formal que otorgue seguridad social y bienestar económico a nuestra población, los peruanos y peruanas vinculados al sector informal (70% del Perú, según el INEI) han creado un ethos (o modo de vida) que está muy relacionado con el “vivir del día a día”. Cuentan, además, con una apreciación pragmática y antiestatal de las medidas que otorga el Gobierno.

Eso lo podemos apreciar en estos tiempos de lucha contra el coronavirus. La gente, al enfrentar la suspensión de sus actividades laborales hasta el término del confinamiento (que el Gobierno ha garantizado al empresariado) o al tener un trabajo como independiente, se ha ingeniado la forma de obtener dinero para mantener a sus familias. Tan es así que, al estar paralizadas todas las actividades del país (salvo mercados y farmacias), se ha visto por las calles de Lima, hasta el toque de queda, la venta de comida y otros productos de primera necesidad sin las medidas sanitarias correspondientes, generando riesgos y, cómo no, el aumento de infectados hasta el día 60 de cuarentena en la que nos encontramos.

Por otro lado, el no respeto a la autoridad, tan característico de la informalidad como cultura, se ha visto reflejado en regiones como Loreto, donde el sistema de salud está colapsado; Piura, con altas tasas de infectados; Lambayeque, en la misma media; y Lima, la capital, que cuenta con el mayor número de infectados. La razón: espetar en el papel las medidas, pero haciendo caso omiso a las restricciones que el Estado ha impuesto. Esto se aprecia en la movilización masiva de personas de un lugar a otro, y en la proliferación de las llamadas “combis” como transporte público, sin ningún permiso del Ministerio. La frase “hecha la ley, hecha la trampa” o el característico “más vale pedir perdón que pedir permiso” son la condición sine qua non del carácter informal.

¿Qué hacer frente a ello dado que –hasta el momento– la estrategia contra el coronavirus no ha sido la adecuada? Pues, dadas las características de nuestra sociedad, se necesita –además de una comunicación efectiva sobre el tema– un personal social y policial/militar que haga valer el sentido de autoridad. Si empezamos por allí podremos tener un mayor control. Por otro lado, como lo ha señalado recientemente el doctor Ugarte, es necesario darle una perspectiva heterogénea a la lucha contra la pandemia. Cada región presenta una particularidad que es necesario tomar en cuenta, tanto a nivel social como sanitario. Hay que tener también en cuenta que es necesario dar ya las medidas sanitarias pertinentes para los independientes y pequeñas y medianas empresas vinculadas al sector servicios y de producción.

Finalmente, es necesario darle –dentro del marco de la ley– algunas facultades a las Fuerzas Armadas dado que cuentan con un comando operativo para estas crisis. Conocen sus zonas y su colaboración resulta imprescindible. El Gobierno puede aún rectificarse, reordenar las estrategias sociales y de salud para combatir esta pandemia.

Las guerras, como las crisis, dan a conocer el carácter de las élites políticas del país.

 

DISQUISICIÓN: EL COVID-19 EN LOS CENTROS PENITENCIA- RIOS

El Covid-19 en los Centros Penitenciarios

Por: Gianpierre Poma – Huancayo – Perú

Sobre el tema de los centros penitenciarios se debe aclarar otros puntos.

Primero desde que el covid-19 se registró en el país, se ha desarrollado un debate en el ámbito académico respecto al posible contagio de quienes se encuentran en los penales, porque se sabe que las penas restringen el derecho a la libertad, pero no otros derechos.

Segundo, quién puso el tema en manos del ejecutivo no fue un partido político, no fue un abogado litigante (porque dentro de la academia se debatían figuras que se puedan presentar frente a los jueces de garantía), sino la misma Presidenta del Tribunal Constitucional, sí la Magistrada que le permitió a Vizcarra mantenerse a cargo del Ejecutivo.

Tercero, ¿Quién mencionó en algún momento que todos los presos deben salir? Lo pregunto porque el accesitario habló de violadores, ladrones y asesinos, pero hasta donde recuerdo, no se habló jamás de dar libertad a esas personas, sino a presos preventivos, a deudores alimentarios, a personas con condenas ya concluidas pero que siguen en prisión. Pero claro, el presidente de mis amigos tenía que decir algo fuerte y confrontar para esconder su inacción sobre los demás temas que afectan al país.

Sé que no están listos para esta conversación, pero ahí se los dejo.

30.04.2020

FEMINISMO Y APRISMO (I)

Feminismo y Aprismo (I)

Por  Claudia Ramírez

Publicado por la Celula Parlamentaria Aprista Juvenil-    apra-cpaj.jimdofree.com

Entre las multitudes que se agitan nacen gritos de esperanza y de justicia. Para muchos se tratan de poses de moda o el desfiguramiento en la esencia de la lucha feminista. Algunos confunden feminismo con una vorágine de ideas progresistas aquilatadas en el desconocimiento biológico y científico del ser. Del cromosoma XX y lo que representa el sentido de la vida, la fertilidad y el mandato sea de orden social, natural o sagrado.

¿Qué es feminismo? ¿Qué suerte de movimiento se entrelaza en las voces de cientos de mujeres y también de hombres? ¿Está completamente alejado de su esencia? ¿Cuál es ella? Y Finalmente, ¿qué relación tiene éste con el aprismo? – si es que relación alguna hubiere.

Para algunos estas cuestiones están totalmente claras. Para muchos otros no. Es a ellos quienes dirijo estas líneas.

El feminismo es la reafirmación ideológica de una conciencia que impulsa el cambio social. Es la búsqueda de la equidad en las relaciones entre hombre y mujer. Para muchos, tremendo atrevimiento no tiene razón de ser. Hombre y mujer son diferentes, jamás iguales. ¿Pero es que acaso el feminismo busca igualdad? No, el feminismo busca equidad. Reconoce las diferencias entre los sexos y entre los géneros. Más aún dicha diferenciación en el estrato biológico no es su preocupación ni motivo. Es la diferenciación del orden social, económico y político su materia a discutir y a transformar.

Por tanto, no estamos hablando de una mera ideología que pretende llenar libros o panfletos. Es movimiento y acción de lucha y reivindicación.

Como toda ideología, debe ser tomada con pinzas. Debe ser escrupulosamente examinada y analizada tras sus fundamentos y sobre todo su horizonte. El aprismo, por su parte es una ideología política, un movimiento indoamericano que busca redimir al hombre de la injusticia y llevarlo al encuentro con su propósito: la felicidad. Esta definición tan simple y no por ello, menos precisa, es del gran Orestes Romero, de quien tomo prestadas esas palabras – como su aprendiz y seguidora. Veamos pues si la búsqueda de la Justicia Social nos lleva a un encuentro casi natural con la búsqueda de la equidad entre hombres y mujeres. Ambos seres que comparten la vida en la Tierra en proporción similar o equitativa, pero cuyo desarrollo y oportunidades en este mismo espacio terrestre, sea en Tailandia, Singapur o Noruega, no son por nada equitativas como lo es su número.

Pero amigo lector, no estoy tratando de convencerte de nada. Mi misión es que te convenzas tu mismo y por tus propios medios.

La data objetiva -y desligada de cualquier ONG “neomarxista”- es clara para evidenciar las brechas entre hombres y mujeres. Con la realidad que salta a tus ojos, por mencionar lo evidente, solo el 4% de nuestra representación política son mujeres. El problema no es la cifra, es lo que detrás de ellas se encuentra. Es justamente en la eliminación de estas brechas donde se debe aterrizar la acción política del aprismo.

Como te menciono líneas arriba, toda ideología hay que tomarla con pinzas. No aceptamos recetas importadas. No compramos visiones de otros o de otras. Nuestra misión es clara, el feminismo debe ser analizado bajo el método aprista y hegeliano de la dialéctica.

Que no se espere que lo que se aplica en Europa deba ser aplicado a nuestra realidad espacio-temporal indoamericana. No hacemos copia ni calca de nada.

Pero, cuidado, ello no significa el descarte del feminismo como tal, por el contrario, significa el análisis y captura de su esencia para su consiguiente adaptación o adecuación a la luz de nuestra doctrina y principios, hacia el camino propio que habremos de construir para la ansiada justicia social, que no es más que pan y libertad para hombres y mujeres por igual.

25 de abril del 2020